antioxidantes Los antioxidantes vienen a ser sustancias que podemos encontrar en determinados alimentos, y que protegen al organismo de la acción de los radicales libres, causantes de algunas enfermedades y de los procesos de envejecimiento.

Para evitar la aparición de los radicales libres se deben tener en cuenta dos factores principales.

Por un lado, evitar los elementos externos que aumentan su número, tales como la ingestión de tóxicos (como el tabaco, alcohol o las drogas), los contaminantes ambientales, productos químicos, la alimentación animal (sustituyendo por carnes magras o pescados) y el estrés.

Por otro lado, se deben cambiar los hábitos alimentarios, adoptándose una alimentación rica en productos vegetales, que ayudarán a neutralizar los efectos perniciosos de los radicales libres.

Beneficios de los antioxidantes para la salud

Desde hace ya algunos años se ha investigado mucho sobre el papel que juegan los antioxidantes en una cantidad muy diversa de patologías y enfermedades, tales como las patologías cardiovasculares, el cáncer o el Sida.

En este sentido, se conoce que los antioxidantes pueden bloquear aquellos radicales libres que modifican el colesterol malo, reduciendo el riesgo cardiovascular.

Igualmente positivo es la relación existente entre los antioxidantes y el cáncer, ya que tener altos niveles de antioxidantes pueden constituir un factor que ayude a prevenir la aparición de ciertos tipos de cáncer.

Lo recomendable es optar por aquellos alimentos que sean ricos en antioxidantes, especialmente los que sean ricos en vitamina C, vitamina E, betacaroteno, flavonoides y licopeno.

Descubre más recetas de Alimentos:

Hacer un comentario