post-consejo

A la hora de preparar tanto el listado de la compra como a la hora de ir a comprar en sí, piensa de manera detenida aquello que vas a necesitar durante la semana o incluso durante el mes.

Ten en cuenta que, en la mayoría de las ocasiones, aquello que adquieres de más terminas comiéndolo, precisamente porque se encuentra en la nevera y “puede ponerse malo”.

Seguramente que te habrás percatado que cuando tienes hambre, todo nos resulta sabroso.

Por este motivo, en caso de que vayas a ir a comprar, o cuando te dispongas a confeccionar la lista de la compra, come algo antes, principalmente por una cuestión importante: no comprarás más alimentos de las que en realidad necesitas.

Descubre más recetas de Alimentos:

Hacer un comentario