Elegir las mejores copas de vino

Las copas de vino son elementos imprescindibles a la hora de disfrutar del mejor vino. Por ello saber cómo elegir las copas de vino es fundamental para disfrutar de los mejores caldos.

Cada año podemos disfrutar de los mejores caldos. Esto es debido a que su producción se ha incrementado y expandido por todo el mundo en las últimas décadas.

elegir copas de vino

Aunque sin dudas, de especial mención son los caldos españoles y franceses, pero también otros países se están atreviendo a ofrecer una excelente colección de vinos.

Para acertar siempre con la mejor elección del vino, debemos tener presente qué receta vamos a comer para saber escoger el mejor vino, dado que dependiendo de su forma de elaboración, conservación y el propio tipo de uva, pueden ser adecuados o no para determinados platos:

La copa de vino se convierte también en otro de los elementos más importantes, ya que elegir el tipo de copa adecuado es fundamental para apreciar todo el sabor y los diferentes matices que nos puede aportar la deliciosa bebida.

Las copas de vino, mejor transparentes

Para apreciar el color que posee el vino está claro que lo mejor es optar siempre por copas de vino transparentes.

Las copas de colorines o semitransparentes lo que consiguen únicamente es desvirtuar el color del vino, que debe ser siempre el protagonista. Lo mismo ocurre –claro está- con las copas con dibujitos.

Digamos que la copa es importante para apreciar el sabor del vino, pero también para poder observar todas sus cualidades y matices.

El material de la copa de vino

Es mejor que la copa de vino haya sido elaborada en vidrio fino, incoloro, y que posea a su vez una boca cerrada. De esta forma conseguimos que los aromas no se escapen.

Capacidad de las copas de vino

No es aconsejable ni que las copas de vino sean demasiado grandes o demasiado pequeñas. Las mejores son aquellas que permitan una cantidad de vino de aproximadamente 60 cm3 (esto es: el vino ocupe sólo las 2/3 partes).

¿Cómo debe ser el pie de la copa?

Lo mejor es que la copa tenga un pie fino, que permita coger la copa con la mano pero sin que el calor de ésta influya en su temperatura o aroma.

Imagen | Davide Restivo

Descubre más recetas de Vinos:

Hacer un comentario