Dentro de todas las familias de macronutrientes, muchos expertos recomiendan potenciar unos determinados alimentos frente a otros, puesto que aunque posean características parecidas, no poseen el mismo comportamiento organismo, el mismo aporte calórico y el cuerpo no tiende a asimilarlos de igual manera.

hidratos-de-carbono-complejos

Por este motivo, dentro del grupo de los hidratos de carbono existen dos subgrupos de hidratos de carbono, los cuales se denominan hidratos de carbono simples e hidratos de carbono complejos.

Tal y como veremos en el presente artículo, los hidratos de carbono complejos (o almidones), vienen a ser unos hidratos que tardan más tiempo en ser absorbidos, debido a lo cual producen una elevación más lenta y moderada de la glucosa en sangre.

Los hidratos de carbono complejos

Como hemos comentado de manera muy resumida en las líneas anteriores, los hidratos de carbono complejos tardan mucho más tiempo que los hidratos de carbono simples en ser absorbidos, por lo que tienden a producir una elevación más moderada y lenta de la glucosa en sangre.

En la composición de los hidratos de carbono complejos nos encontramos con que muchas moléculas de azúcar se encuentran unidas por vínculos químicos, aunque nuestro organismo es capaz de romper estas cadenas gradualmente, y reducirlas a carbohidratos simples como es el caso del glucógeno, que posteriormente es almacenado como principal reserva de energía en el hígado o los músculos.

¿Son beneficiosos los hidratos de carbono complejos?

Dado que los carbohidratos complejos son absorbidos por el organismo de forma mucho más lenta que los simples, resultan beneficiosos para la salud, ya que permiten mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre, y además, permiten que nuestro organismo disponga de energía de larga duración.

Más información | Necesidades nutricionales: grasas, proteínas y hidratos de carbono

Descubre más recetas de Cocina natural:

Hacer un comentario