coccion-carne La carne, sobretodo en determinadas regiones o ciudades, tiende a ser un alimento mucho más consumido que el pescado, un producto del mar a veces tan denostado, sobretodo por los más pequeños.

Lo bueno de ella es que existen diferentes formas de cocción de la carne, por la que puede convertirse en un plato sano y saludable, del que conviene –sin embargo- no abusar mucho. Sobretodo si son recetas a base de carne roja.

Te explicamos brevemente las distintas formas de cocción de la carne que existen.

Formas de cocción de la carne

Suele ser habitual que, tanto los más pequeños como los más jóvenes, disfruten más con un trozo de carne o filete rebozado. En estos casos, se tiende a rebozar más las carnes de textura más dura y sabor neutro.

También podemos encontrarnos con deliciosos platos a base de carne en salsa, una receta fácil de elaborar en muchos casos y sumamente apetitosa y rica.

Es habitual encontrarnos también con pasteles o empanadillas de carne. Aunque el uso más usual que se le da a ésta cuando no es consumida en forma de filete o entrecot (contando también con el solomillo), es la hamburguesa.

Lo más recomendable siempre es optar por un buen trozo de carne de manera ocasional y nunca diaria, independientemente de que la carne sea blanca (y, por ende, más sana).

Descubre más recetas de Cocina natural:

Hacer un comentario