Consejos para escoger las carnes de mayor calidad

Consejos y trucos para elegir la mejor carne, útiles para escoger la carne de mejor calidad y la más saludable, ya que es el alimento con mayor riesgo.

Elegir la carneLa carne es un alimento saludable sumamente nutritivo, especialmente rico en proteínas, vitaminas y minerales. Sin embargo, opciones como la carne roja tienden a convertirse en un evidente riesgo para la salud cuando son consumidas en exceso, y no de manera moderada.

No obstante, otras opciones como las carnes blancas (entre las que nos encontramos con el pollo, conejo o pavo) son sumamente saludables, que además de nutritivas, no aportan apenas grasas y destacan por su bajo contenido calórico.

Para disfrutar de todas las virtudes nutricionales que nos aportan las carnes, no solo es aconsejable comprar carnes de calidad, sino saber cómo prepararlas, con qué alimentos combinarlas, y con qué bebida acompañarlas.

Si por ejemplo eres un amante de los vinos, existen algunos vinos para carnes que cuentan con la virtud de resaltar el sabor de las recetas cárnicas, ayudando incluso a saborear mejor los platos.

Pero a la hora de elegir la carne, es imprescindible tener en cuenta algunos consejos básicos que te serán de utilidad de aquí en adelante, y que te ayudarán a comprar la mejor carne no solo en sabor, sino en calidad.

Cómo escoger la mejor carne

Desde un primer momento debemos tener en cuenta que la carne es uno de los alimentos de más alto riesgo para nuestra salud, precisamente porque contiene muchísimas bacterias de forma natural.

Por ello es fundamental escoger un buen lugar donde comprar la carne, más aún si lo conocemos de siempre y sabemos que el personal que manipula la carne lo hace con un alto grado de higiene.

Es importante que el olor de la carne sea agradable al olfato y además fresco, puesto que es uno de los principales indicativos para saber si la carne está o no en buen estado.

  • La importancia del color de la carne: El color de la carne es también fundamental, pero no siempre debe ser el mismo color, ya que dependerá del tipo de carne que vayamos a comprar. Por tanto, si nos encontramos ante una carne decolorada, con manchas verdes u oscurecida es un indicativo de que se ha producido una alternación por microorganismos, siendo su consumo peligroso:
    – Color de la carne de ternera: rojo.
    – Color de la carne de cerdo: rosa pálido.
    – Color de la carne de cordero: color que va entre el rosa y el rojo.
  • Color de la grasa: Es también un indicativo del estado de la carne, ya que un color amarillento nos ayuda a saber si nos encontramos o no ante una carne rancia. ¿La mejor? Que tenga un color blanco o cremoso.

Imagen | foto.bulle

Descubre más recetas de Alimentos:

Hacer un comentario