Cómo comer más verduras

¿Cómo comer más verduras? Descubre trucos y consejos sencillos que te ayudarán a comer más verduras cada día, de forma fácil, eficaz y sencilla. Alternativas ideales para comer verduras.

Las verduras nos aportan una gran diversidad de nutrientes esenciales para nuestro organismo, desde vitaminas a minerales, pasando por su alto contenido en agua que nos ayuda a hidratar nuestro organismo de forma natural.

comer más verduras

No en vano, son unos alimentos sumamente saludables que pueden acompañar a una variedad interesante de platos y recetas sanas, a la vez que incluso pueden ser consumidos solos.

En este caso, debemos prestar especial atención a la forma de cocción, dado que no es lo mismo cocinarlas hervidas que a la plancha, puesto que por un lado corremos el riesgo de que pierdan propiedades, y por otro se añadan más calorías a los platos.

Sea como fuere, lo cierto es que no todas las personas siguen el consejo de consumir, al menos cada día 5 raciones de frutas y verduras frescas. Más aún en el caso de las verduras, ya sea porque su sabor no gusta o porque cuesta consumirlas.

Para ayudarte en este sentido te proponemos una serie de trucos para comer más verduras fácilmente.

Trucos y consejos para comer más verduras

  • A media mañana: a media mañana siempre es una buenísima idea optar por un tentempié ligero y saludable. Aunque las frutas son ideales, si optas por un pequeño bocadillo lo mejor es añadirle algo de vegetales (como tomate o lechuga).
  • Consume cada día verduras o vegetales en la comida: puede ser en forma de ensaladas o verduras cocidas al vapor o a la plancha. Combinan a la perfección con platos de carne blanca (como el pollo o el pavo), arroz o patatas.
  • Disfruta de las verduras en tus platos favoritos: ¿te gusta la lasaña o la pizza? Cambia la carne por espinacas o vegetales que puedas añadir a la pizza, como la rúcula, tomate natural fresco…
  • Que la verdura no parezca verdura: aunque algo menos saludables que si fueran preparadas hervidas o a la plancha, puedes probar a comerlas rebozadas o gratinadas. ¿La idea? Que no parezcan verduras, así te acostumbrarás a su sabor y tenderás a comerlas más cada día, no haciéndoles ascos.
  • Disfruta de un buen revuelto: el revuelto es la mejor excusa para añadir algo de verdura a nuestros platos. Son ideales el pimiento, tomate, zanahorias…

Imagen | jugglerpm

Descubre más recetas de Nutrición:

Hacer un comentario