La importancia de la fecha de caducidad

La fecha de caducidad de los alimentos es fundamental para conocer la fecha en que podemos consumir un alimento sin que éste suponga un riesgo para la salud.

Fecha caducidad alimentosLa vemos en muchísimos alimentos y productos alimenticios, y aunque en cierto sentido sabemos lo que significa, muy pocas personas conocen la realidad de lo que se esconde tras la denominada como fecha de caducidad.

Se trata de una cuestión controvertida pero que nos ayuda a conocer el tiempo de consumo máximo de un determinado alimento, algo vital sobretodo si nos encontramos ante un producto alimenticio muy perecedero, cuyo consumo pasado el tiempo de fecha de caducidad puede suponer un evidente riesgo para la salud.

¿Qué es la fecha de caducidad de un alimento?

La fecha de caducidad se utiliza sobretodo en alimentos muy perecederos para ayudar a conocer hasta cuándo es el límite en que ese producto alimenticio puede ser consumido, sin riesgo para la salud.

Esto es fundamental en alimentos como los preparados cárnicos, donde la presencia de determinados microorganismos una vez se haya pasado su punto óptimo de consumo (esto puede leerse como fecha de caducidad), puede convertirse en un verdadero riesgo para la salud.

Pero no debemos confundir la fecha de caducidad de un alimento con aquellos productos que llevan la etiqueta de consumir preferentemente antes de, dado que son cuestiones distintas.

¿Qué es “consumir preferente”?

A diferencia de la fecha de caducidad, esta etiqueta se incluye en aquellos productos, generalmente no muy perecederos, en los que una vez pasada esa fecha su consumo no supone riesgos para la salud, pero sí pueden haber perdido propiedades en su sabor, textura o incluso olor.

Estas etiquetas es bastante común encontrarlas en productos tales como galletas o cereales.

La importancia de la fecha de caducidad

Es fundamental e imprescindible fijarnos siempre en la fecha de caducidad de los alimentos que vayamos a comprar, sobretodo para evitar la compra de productos ya pasados de fecha, o para calcular el tiempo que tenemos para poder comerlos sin riesgo.

Eso sí, ten presente que tanto las bebidas alcohólicas como el vinagre están exentas de llevar fecha de caducidad, porque se considera que su consumo a lo largo de los años no supone un riesgo para la salud.

Las frutas y las verduras tampoco tienen fecha de caducidad, dado que se entiende que éstas serán consumidas en menos de 24 horas.

Descubre más recetas de Nutrición:

Hacer un comentario