Las especias son productos naturales que se utilizan como condimentos en la cocina. Descubre en qué consisten y cuáles son sus principales usos.

No hay duda que las especias son productos completamente naturales que, cada día y desde muy antiguo, se utilizan con el fin de condimentar los platos, aportando sabor a una grandísima diversidad de alimentos y comidas. Y seguramente si cocinas habitualmente es bastante probable que tú también las utilices cada día en tu cocina.

Con este nombre conocemos a una parte vegetal de semillas, frutos, ramas, hojas, brotes, estigmas florales y otras partes de una planta, las cuales contienen y aportan propiedades aromáticas o picantes. Es decir, dependiendo de la especia que utilicemos aportarán al plato una cualidad aromática o picante. No obstante, es cierto que en la actualidad también se consideran especias a las conocidas como hierbas culinarias o aromáticas (cuando originalmente no era así).

Qué es una especia

Estos aromas y sabores son debidos fundamentalmente a los distintos y diferentes aceites esenciales que contienen las especias, los cuales fueron desarrollados por las propias plantas como un mecanismo de defensa con el objetivo de combatir el ataque de los herbívoros.

En lo que se refiere a los diferentes usos de las especias, nos encontramos con que en realidad existen distintas finalidades. Por ejemplo, en un comienzo fueron usadas con el único fin de conservar los alimentos (se utilizaban sobretodo especias como la cúrcuma, el clavo o la canela), gracias a sus cualidades fungicidas o bactericidas.

No obstante, muy pronto comenzaron a darse cuenta que al aplicarlas a los alimentos a éstos les aportaban un sabor y aroma diferentes, y empezaron a emplearlas como condimentos en muchos alimentos.

Por otra parte, tampoco podemos olvidarnos del uso de las especias como remedios caseros en la medicina natural, al aportar interesantísimos beneficios y propiedades medicinales.

Imagen | sara marlowe

Descubre más recetas de Nutrición:

Hacer un comentario