calabacines-bechamel Aunque el calabacín pertenece a la misma familia que la calabaza, posee una serie de propiedades y de beneficios propios que la convierten, por ejemplo, en un alimento ideal para dietas de adelgazamiento, principalmente por su contenido en agua, y porque contiene poquísima grasa.

En los calabacines encontramos una importante presencia de folatos, seguida de la vitamina C y de las importantísimas vitaminas del grupo B (como B1, B2 y B6).

En esta ocasión en concreto, vamos a conocer cómo elaborar unos exquisitos calabacines con bechamel. ¿Te apuntas a elaborarlos? ¡Están riquísimos!.

Receta de calabacines con bechamel

Ingredientes principales

  • 2 kg. de calabacines
  • 25 g. de mantequilla
  • 75 g. de queso rallado (puedes elegir según gusto)
  • 1/2 litro de leche
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Agua
  • Sal

Pasos para elaborar los calabacines con bechamel

1) Lava y pela los calabacines, para luego cortarlos en rojadas (ni muy finas ni muy gruesas).

2) Colócalos en un cazo con la sal y agua fría, y ponlos a cocer.

3) En el momento en que hiervan, retíralos y escúrrelos bien. De esta manera evitarás que se deshagan, siempre y cuando los saques del fuego según hierva el agua.

4) Coloca las rodajas en una fuente resistente al horno.

5) Mientras tanto, derrite el aceite con la mantequilla en una sartén, añadiéndole luego la harina y dándole vueltas poco a poco. Incorpora la leche dándole vueltas y añade la sal y el queso, para dejarlo cocer todo durante 10 minutos.

6) Vierte la crema sobre los calabacines, para luego espolvorear un poco más por encima con el queso rallado.

7) Mételo en el horno y no lo retires hasta que observes que está bien gratinado.

Más información | Consumer EROSKI

Descubre más recetas de Cocina natural:

Hacer un comentario