cocinar-terneraEn nuestro país la ternera es conocida como el bovino de hasta un año de edad, de forma que por ternera lechal (muchísimo más sana, nutritiva y saludable) se conoce al bovino que, obviamente, aún no ha cumplido el año de edad pero que sin embargo ha sido alimentado de manera exclusiva solo con leche materna.

Es una carne que destaca sobretodo por su calidad nutricional, al ser muy rica en proteínas saludables, baja en grasas y por su alto contenido en agua y minerales. Por este motivo es conocida como una nutritiva carne magra (o blanca, debido a su color rosado característico).

Entre las diferentes propiedades de la ternera, sorprende sobretodo que se trate de una carne fácilmente digerible, convirtiéndose así en un alimento muy digestivo. Por ello es muy habitual que se convierta en una de las primeras carnes ideales para introducir en la alimentación del pequeño (tal y como te comentamos en el artículo cuándo introducir la ternera en la dieta del niño).

Aunque es una carne muy tierna, existen algunos consejos para cocinar la ternera sencillos, que aunque fáciles de aplicar, aportan cualidades sumamente interesantes.

Consejos sencillos para cocinar la ternera

La ternera es una carne tiernísima ideal para prácticamente cualquier receta. De hecho, es habitual utilizarla como carne para deliciosas albóndigas, hamburguesas, terneras o simplemente comerlas en filetes con patatas.

Lo ideal sobretodo es tratar de no cocinarla mucho, especialmente para evitar que su ternura (una de sus principales ventajas) se pierda con la cocción.

Otra cuestión que debemos tener bien presente –y bastante cuidado- es su conservación, dado que sus propiedades nutricionales pueden mantenerse como máximo tres días, pero solo si lo mantenemos en el frigorífico.

En caso de que necesites congelarla, lo más recomendable es congelarla pero ya cortada y lista para cocinar.

Algunas recetas con ternera

Descubre más recetas de Carnes:

Hacer un comentario