No hay duda que las encimeras vienen a ser un elemento prácticamente fundamental en la cocina, ya que se caracteriza por ser propiamente un elemento tremendamente útil, necesario e imprescindible.

Picture 6814

Deben ser ergonómicas para que podamos trabajar sobre ella de forma cómoda, mientras que la altura estandarizadas de las mismas debe ser de 90 centímetros, a la par que el ancho debe oscilar entre los 60 y los 70 centímetros.

La tendencia mayoritariamente actual de las encimeras es la integración de los propios equipamientos en sí mismos, formando un solo elemento compacto, además de integrar el fregadero y las placas de cocción.

Eso sí, el material, cuestión principal sobre la que nos vamos a hacer eco en este artículo, debe ser higiénico, fácil de limpiar, y resistir todo tipo de cortes, arañazos y golpes.

Encimeras: tipos de material

Como todo elemento que se precie dentro de una cocina, las materias primeras que se han ido utilizando para fabricar las encimeras han ido poco a poco evolucionando con el paso de los años.

encimeras-cocina_2

Hasta tal punto que, en la actualidad, podemos encontrarnos con diferentes tipos de encimeras dependiendo –claro está- de los tipos de material con que vengan:

  • Granito: Se caracteriza por ser resistente, perfecto y sufrido. Eso sí, es muy sensible al agua, motivo por el cual los expertos no recomiendan una instalación próxima al fregadero. Debe ser tratado con un producto sellador para evitar que se deteriore por la humedad.
  • Madera: Puede ser presentado como tabla maciza o en forma de aglomerado. Actualmente también existen unas encimeras de mármol que son hidrófugas, las cuales resisten la presencia de la humedad, evitando por tanto la aparición de hongos.
  • Mármol: Sus resultados son ciertamente buenos, además de contar con una gran variedad de colores, motivos por los cuales su precio sigue siendo muy elevado.
  • Compactas: Dentro de este tipo de encimeras nos encontramos con las de mármol micro (formado por resinas y minerales), y las de cuarzo y resinas, con una dureza y resistencia al impacto excepcionales.
  • Acero inoxidable: Es un material muy resistente e higiénico, por lo que resulta muy fácil de limpiar.
  • Cerámica: Pueden adaptarse a cualquier tipo de cocina, aunque para que este tipo de encimeras puedan ser colocados correctamente, requieren gran experiencia.

Más información | The Singular Kitchen, muebles de cocina de calidad

Descubre más recetas de Curiosidades:

Hacer un comentario